sábado, 26 de abril de 2014

DEXTER GORDON - Body and Soul





Aniversario de la muerte de Dexter Gordon


Dexter Gordon fallecía el 25 de abril de 1990 a los 67 años por un problema renal.

"Yo soy Desiderio, nunca triste, siempre contento", era su frase preferida en un primitivo español aprendido durante su juventud en Los Ángeles. La pronunciaba lentamente, extendiendo sus larguísimos brazos y acercando sus manazas mientras clavaba sus penetrantes ojos azules y sonreía con la sonrisa del que ya lo ha vivido casi todo. El gigantón californiano inclinaba la cabeza y ofrecía su viejo y ajado saxo tenor en señal de sumisión. Sumisión a un público y a una música a los que había entregado toda su vida, desde los momentos más felices a los más dramáticos.Dexter Gordon no sólo ha sido uno de los músicos más importantes del jazz de todos los tiempos, un saxofonista que ha jugado un papel indiscutible en toda la evolución de la música contemporánea. Dexter Gordon ha sido bastante más que eso, el hombre que mejor ha trascendido las barreras de la música para presentar el lado humano del jazz, de todo músico de jazz. Su papel de Dale Arden en la película Round midnight (Alrededor de la medianoche), del francés Bertrand Tavernier, ha pasado ya a los anales cinematográficos como un alarde de sinceridad ante la pantalla. Dale no era Dexter ni Dester era Dale, pero se parecían como dos gotas de agua. Round midnight quedará como el mejor documento filmado sobre el jazz, el más profundo y el más honesto, y una gran parte de esa honestidad se deberá, sin duda, a la presencia de Gordon. Un Gordon que llegaba al cine tras casi 50 años de vida profesional en el jazz.

Dexter Keith Gordon había nacido en Los Ángeles el 27 de febrero de 1923, hijo de un médico que contaba entre sus clientes con Duke Ellington y Lionel Hampton. Hampton fue precisamente su primer patrón cuando Dexter tenía 17 años. Después se codearía con la flor y nata del jazz clásico, incluyendo seis meses en la banda de Louis Armstrong, hasta entrar en contacto con los jóvenes músicos que estaban creando el naciente be bop. Dexter se convertiría en el primer saxo tenor del nuevo movimiento, junto a Charlie Parker y Dizzy Gillespie, y comenzaría a influir decisivamente en tipos como Sonny Rollings o John Coltrane. Tras diferentes problemas con la justicia, que acabarían con varios encarcelamientos, Gordon se instalaría en Europa en 1962. Durante sus años europeos, el pianista de su grupo fue casualmente Tete Montoliu. En 1976, Dexter regresaría a Nueva York, recuperando éxitos pasados, pero su precaria salud le obligaría a frecuentes desapariciones, hasta que, en 1986, la película de Tavernier le convertiría en un personaje admirado por aficionados al jazz y también por los que no lo son.

En su última visita a tierras españolas, el grandullón californiano, en la pista del velódromo Anoeta donostiarra, volvió a abrir sus amplios brazos, inclinar la cabeza, y de sus ojos azules brotó una lágrima; Desiderio era consciente de estar haciendo su última gran gira. Después su salud le mantuvo apartado de los escenarios.


Manuel Temez - Jazz entre amigos

No hay comentarios:

Publicar un comentario